Enfermedades que pueden producir el uso del celular en los niños

Publicado por MarketingPolitico en

Share Button

uso del celular en los niños. Los problemas en los niños, cuya causa es el celular parten del cerebro por la excesiva exposición a este tipo de tecnología y sus consecuencias son déficit de atención, retrasos cognitivos, aumento de los impulsos y falta de autocontrol. Esos retrasos cognitivos están relacionados con el rendimiento académico y la falta de atención.

Uso del celular en los niños

La OMS; Organización Mundial de la Salud clasifica los teléfonos celulares como un riesgo gracias a la emisión de radiación, los niños son más sensibles a estos agentes y existe el riesgo de contraer enfermedades como el cáncer.

Otras patologías están relacionadas con obesidad a causa del sedentarismo y además al pasar muchas horas frente a la pantalla del computador o del celular, también se generan otros problemas de salud como diabetes y afecciones cardio-vasculares.

En la parte neurológica, se presenta alteración del sueño infantil, dificultades para dormir, incapacidades que repercuten en su rendimiento escolar y en la cotidianidad porque su actuar está centrado en el uso del aparato electrónico convirtiéndose en prioridad de sus vidas y por ende consecuencias como el descuido de actividades que antes formaban parte de su rutina.

Depresión, ansiedad, psicosis son entre otras las enfermedades de carácter mental, al estar presentes se convierten en limitante de su normal desarrollo a nivel emocional y psicológico y junto a estos trastornos se suma la exposición de los niños a contenidos violentos que pueden alterar su conducta por la imitación de todo aquello que encuentran en ese universo cibernético, además el uso del teléfono y su contenido repercuten en la separación de su entorno cotidiano incentivando soledad y aislamiento que claramente los menores no ven.

Los expertos en psicología infantil consideran que esta tecnología genera niños más pasivos. que no saben interactuar o tener contacto físico con otras personas.

Todos estas consecuencias descritas a raíz de la utilización de los equipos tecnológicos introducen al niño en un círculo de recompensa a través de la producción de dopamina conocida como la hormona de la felicidad , el problema es que en la infancia no existen herramientas como la templanza y al no darse se genera adicción.

Frente a esta situación hay que reconocer que muchas veces son los mismos adultos quienes promueven el uso de esta tecnología en sus hijos porque ésta logra “calmarlos” y así mantenerlos ocupados un largo rato.

La Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría establecen que los bebés de 0 a 2 años no deben tener ningún contacto con dispositivos portátiles (teléfonos celulares, tablets, juegos electrónicos) y los niños entre 3 a 5 años, deben limitar el uso de estos a 1 hora como máximo, mientras que los infantes y adolescentes entre 6 y 18 años solamente deben tener acceso al computador 2 horas por día.

Excederlas horas recomendadas, puede traer consecuencias sumamente nocivas en el desarrollo del infante.

¿Cómo evitar que nuestros hijos abusen de la tecnología?

• No utilizar la tecnología como un pacificador emocional. Es importante enseñar a los niños como ellos identifican y controlan las emociones fuertes, guiarlos hacia las técnicas para calmarse usando ejercicios de respiración y conversar sobre aquello que les pasa.

• Promover las actividades al aire libre: Es importante que los niños aprendan a disfrutar de actividades recreativas que los saquen de su obsesión por los aparatos tecnológicos.

• Fijar límites y animarlos a tomar tiempo de recreo. El juego no estructurado y fuera del mundo digital estimula la creatividad. El tiempo libre de dispositivos digitales debe ser una prioridad diaria, especialmente para los niños más pequeños.

• No utilizar ningún tipo de pantalla en niños menores de dos años.

• No utilizar ordenadores ni teléfonos en la hora anterior a dormir. El uso de estos durante la noche, es altamente nocivo y sólo les impide un descanso tranquilo

• Los padres de familia deben limitar el uso del celular en los niños y de esta forma convertirse en un buen ejemplo para que los niños observando un modelo de comportamiento los imiten y a través de este contexto actividades más dinámicas, lúdicas y especialmente de acompañamiento permitan tener más disponibilidad para compartir, aprender y recrearse.

• Hacer la transición poco a poco: Si el niño está comenzando una adicción necesitará desconectarse progresivamente. Si se le elimina bruscamente, aumenta la ansiedad infantil en vez de mejorarla.


MarketingPolitico

Nací el 1 de enero de 1984. Mi infancia fue una de las mejores, la viví junto a mi familia en los hermosos y verdes campos de la vereda San Marcos del municipio de Pupiales, donde aprendí el valor insuperable del campesino y su sabiduría A los seis años ingresé a estudiar mi primaria en la Escuela Rural Mixta San Marcos, que está ubica a cinco minutos de la casa de mis abuelos, donde crecí y compartí varios años de mi vida. A los 11 ingresé al bachillerato en el Colegio Departamental Los Héroes donde perfilé mi destino y decidí al final, estudiar Comunicación Social-Periodismo en la ciudad de Pasto. Me gradué como profesional el 1 de diciembre de 2006. En el 2009, la Universidad Andina Simón Bolivar, sede Ecuador, me concedió una beca completa para estudiar la maestría en Estudios Latinoamericanos, la cual terminé en el 2009. También obtuve una beca para realizar mi tesis de maestría. Mi vida profesional está marcada por experiencia como consultor, docente y actualmente, emprendedor y empresario de Nariño-.