Causas que provocan el espanto o el susto: como curar el espanto

Publicado por MarketingPolitico en

Share Button

Causas que provocan el espanto o el susto: como curar el espanto

El espanto o susto es una enfermedad que hace parte de las creencias y la cultura popular, especialmente, de los sectores rural de Latinoamérica y tiene una raíz indígena.

Causas que provocan el espanto

Según la medicina tradicional, los médicos o curanderos populares, cuando una persona está espantada o asustada, es cuando se pierde el alma, cuando lo espiritual se desencaja, no está sincronizado con el cuerpo físico, y ahí es cuando se siente la enfermedad.

Se dice que una persona está asustada cuando sufre un tremendo susto, cuando su vida estuvo en un momento de riesgo que llevo a pensar en la muerte, cuando un bebé se cae, cuando existen fuertes estruendos o ruidos que alteran la tranquilidad de una persona, cuando se observa o se tiene contacto con seres paranormales, espíritus, apariciones, cuando se mira a las animas.

Según las creencias, es más probable que los bebés y los niños se espanten con mayor frecuencia porque tiene mayor inocencia de las cosas y porque pueden observar seres y espíritus, o porque su sangre y su estado de ánimo es débil. Contrario, los adultos casi pocas veces se espantan porque ya no tienen la inocencia de los bebés, conocen más del mundo terrenal y material; sin embargo, cuando sus vidas están en un peligro inminente, pueden llegar a sufrir esta enfermedad.

De acuerdo a los curanderos y las creencias populares, el espanto puede ocasionar la muerte si no se cura a tiempo y los síntomas que presenta una persona espantada no pueden ser curados por la medicina convencional porque no se trata de una enfermedad corporal, material, sino de una enfermedad espiritual.

Por ejemplo, en el siguiente video, una médica tradicional, insiste en que existen personas con el don para reconocer si una persona esta espantada y otras tienen el don para curar, o puede darse el caso que una persona reconozca la enfermedad y la cure. Según la curandera, sólo personas con el don pueden curar y, por tanto, esa práctica no se puede enseñar.

Las personas que tienen la sangre débil son más propensas a espantarse, pues es la sangre la que se espanta y causan sueño, llanto, tristeza, insomnio, palidez, falta de apetito, intranquilidad, bajo estado de ánimo, vómito, diarrea, fiebre. Síntomas del espanto que también pueden estar relacionadas con otras enfermedades, por eso, también la importancia de consultar a un médico convencional para descartar otras causas.

En ese sentido, las causas para que una persona se espante son diversas al igual que los métodos para curar el espanto. Lo cierto es que la enfermedad existe y está sustentada en las creencias y la cultura popular y es vigente tanto en el sector rural como urbano donde los remedios y los curanderos son buscados por miles de madres que siempre están en busca de quien cure a sus hijos del espanto o susto.


MarketingPolitico

Nací el 1 de enero de 1984. Mi infancia fue una de las mejores, la viví junto a mi familia en los hermosos y verdes campos de la vereda San Marcos del municipio de Pupiales, donde aprendí el valor insuperable del campesino y su sabiduría A los seis años ingresé a estudiar mi primaria en la Escuela Rural Mixta San Marcos, que está ubica a cinco minutos de la casa de mis abuelos, donde crecí y compartí varios años de mi vida. A los 11 ingresé al bachillerato en el Colegio Departamental Los Héroes donde perfilé mi destino y decidí al final, estudiar Comunicación Social-Periodismo en la ciudad de Pasto. Me gradué como profesional el 1 de diciembre de 2006. En el 2009, la Universidad Andina Simón Bolivar, sede Ecuador, me concedió una beca completa para estudiar la maestría en Estudios Latinoamericanos, la cual terminé en el 2009. También obtuve una beca para realizar mi tesis de maestría. Mi vida profesional está marcada por experiencia como consultor, docente y actualmente, emprendedor y empresario de Nariño-.